Salvaescaleras de segunda mano o reacondicionados

Una silla salvaescaleras como nueva, pero por una fracción del precio

Una silla salvaescaleras de segunda mano pasa por todos las pruebas de calidad como si se tratara de una silla salvaescaleras nueva. Independientemente de que tenga una escalera curva o recta, y con el riel adecuado, una silla salvaescaleras Stannah de segunda mano podrá devolverle la libertad de movimiento.

Nuestro equipo de ingenieros y técnicos se encargará de verificar si todo está conforme con la silla y solo después de ese riguroso control es que podemos clasificarla como “reacondicionada”. Así, estaremos seguros de que una silla salvaescaleras de segunda mano Stannah seguirá cumpliendo con los más altos estándares de calidad y seguridad. No podría ser de otra forma ya que es el nombre de Stannah que sigue estando en la silla.

 

Salvaescaleras segunda mano

¿Qué significa “reacondicionada”?

Si una silla salvaescaleras Stannah es reacondicionada, significa que:

  • Sigue cumpliendo con los estándares de seguridad internacionales;
  • Se le ha realizado un riguroso control de 42 pasos para garantizar un perfecto funcionamiento;
  • Se han actualizado piezas para que cumplan con las especificaciones técnicas actuales;
  • Se le otorga un nuevo número de serie para que podamos siempre estar al tanto de su historial.

Cuando compra una silla salvaescaleras de Stannah también obtendrá:

  • Un servicio de asistencia por parte de los ingenieros y técnicos de nuestro distribuidor en Colombia – Conforta.
  • Una instalación por técnicos acreditados.
  • Documentación del producto.

¿Puedo comprar una silla salvaescaleras de segunda mano directamente al propietario?

No se lo recomendamos bajo ninguna circunstancia. ¿Por qué?

  1. Cuando tenga la silla salvaescaleras, ¿cómo procederá a instalarla? Una de las ventajas de comprar una silla salvaescaleras de segunda mano de Stannah es que no encargamos nosotros de la instalación.
  2. Y es que una silla salvaescaleras debe estar acoplada a un riel que es específico para su escalera, sobre todo si se trata de una escalera curva. En esas circunstancias, no existe garantía de que el riel de la silla salvaescaleras del antiguo dueño se acople correctamente a sus escaleras. Si eso ocurre, tampoco se garantiza que se cumplen las mismas normas de seguridad que cumplía que el dueño anterior.
  3. Tampoco conocerá el historial de la silla salvaescaleras. Sin embargo, cuando se trata de una silla salvaescaleras de Stannah, logramos ver su historial a través del número de serie. Así, nos aseguramos de que no existe un historial de reparaciones por mal uso del propietario anterior, para poder confiar que el producto seguirá funcionando bien en sus manos.
  4. Si, por lo contrario, compra una silla salvaescaleras por otra vía, no tendrá garantía de que el anterior propietario la ha cuidado bien. Al comprar con Stannah, tendrá garantía y soporte técnico de Stannah.

No arriesgue su seguridad, sobre todo cuando se tratan de las escaleras. Con una silla salvaescaleras de segunda mano Stannah, reacondicionada por Stannah, podrá tener la tranquilidad de que podrá disfrutar de su independencia y de su casa por mucho tiempo. El stock de sillas salvaescaleras de segunda mano es limitado, pero no dude en llamarnos si desea saber más sobre nuestros salvaescaleras reacondicionados.